La lucha de las mujeres por obtener un espacio en el mundo no es reciente, la historia está llena de mujeres que han luchado para conseguirlo en un mundo. Rompiendo esquemas y cambiando costumbres se han abierto paso mujeres que han logrado destacar con su granito de arena para sumar a más mujeres a estos espacios que antes solían ser dominados por hombres.

Shirley Chisholm, una educadora y escritora estadounidense que en 1968 se convirtió en la primera mujer afroamericana electa para formar parte del Congreso de los Estados Unidos para representar al 12° distrito en el estado de Nueva York; también fue la primera mujer Afroamericana en buscar la presidencia (1972). Shirley fue elegida para formar parte del “National Women’s Hall of Fame” en 1982 y en el 2015 le fue concedida (de manera póstuma) la Medalla Presidencial de la Libertad (considerada el más alto honor civil de los Estados Unidos).  Su mantra “Unbossed and Unbrought” refleja e ilustra su abierta defensa de las mujeres y las minorías durante sus siete mandatos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Shirley se retiró del Congreso en 1983, cofundó el Congreso Político Nacional de Mujeres Negras. Sobre su legado, Chisholm dijo: “Quiero ser recordada como una mujer que se atrevió a ser un catalizador del cambio”.

 

En 2012  Debra Michals escribió la biografía de Shirley para Womens History, y en 2018 Vanessa Williams también redactó un artículo para The Washington post en el que enfatiza la relevancia del mantra de Shirley, el cual sigue vigente para muchas hasta el día de hoy. Te invitamos a sus artículos en los siguientes enlaces:

https://www.womenshistory.org/education-resources/biographies/shirley-chisholm

https://www.washingtonpost.com/news/post-nation/wp/2018/01/26/unbought-and-unbossed-shirley-chisholms-feminist-mantra-is-as-relevant-today-as-it-was-50-years-ago/